Lolo Blanco

Leyenda de un alma anónima....

viernes, 16 de septiembre de 2016

Sueño cumplido

Y sin esperarte… Aquí me tienes
Casi rozando tu mirada…
Buscando entre dos mares,
Tu perfil de menta y albahaca,
Sin saber si me estás esperando,
O era yo quien te anhelaba…

Que tus ojos son dos luceros,
Para este marinero sin patria…
Que en el mar de tus perfiles,
Halló un rayito de esperanza,
Señora que templa los pulsos,
Te encontré… No te buscaba…

En este romance de amor,
Que en ti empieza y acaba,
Romance eterno y platónico,
De aspirarte y no ser nada…
Tan sólo soy un trovador,
Que busca atardeceres de plata
En los bucles de tu lamento,
En este sinfín de mañanas,
Que tan solo buscan quererte,
Cómo Ruiz de Castroviejo y Alba…
Porque sólo soy un soñador,
Soñando tu eterna mirada…
Soñando que soñé contigo,
Soñando que tú me esperabas…


sábado, 2 de abril de 2016

Te esperaré siempre

Tan sólo me queda esperarte,
Dulce dama que me hiere…
Tan solo me queda mirarte,
Y adivinar tus ojos verdes,
En una tarde que se rompe,
Cómo se rompe mi suerte,
Por no poder alcanzarte,
Y ni siquiera poder verte…

Tan sólo me quedas tú…
Soñando ser quien te espere,
Pero al ver cómo te vas,
Sin esperarme, alma inerte,
Otro suspiro a destiempo,
Se escapa para poder verte,
En otra noche de amor,
Madrugá de amor sufriente…

Y por más que lo quisiera,
Tú, que juegas a esconderte,
Te espero tras de tu manto,
Soñando con poder verte…
Pero sólo me queda tu perfil,
Tus jarras bicónicas de claveles,
Un suspiro que agoniza,
En aquella tarde del Jueves,
Porque ya me vuelve loco,
Ver tu mirada de caireles…
Pero aquí tan solo te adivino,
En la mirada de la gente,
-Ser como ellos quisiera-,
Para así, poder verte…

Y por más que no te vea,
En esta tarde solemne,
Sé que siempre estás ahí,
En mi locura y en mi suerte…
Mientras, me queda esperarte,
En la tarde que anochece,
Soñando ser quien te vea,
Doncella de ojos verdes,
Nardo de abril en la noche,
Corredentora del trono celeste,
Aunque no pueda mirarte,
Aquí te esperaré  siempre…


lunes, 15 de febrero de 2016

Hasta la próxima, Prendimiento...

Como retumba tu esencia,
Que resuena más allá del eco…
Hoy, me planto a escribirte,
Y como payo nací, lo siento,
No puedo cantarte bulerías,
Ni sentirte como flamenco,
No te tengo en mis mañanas,
Ni tampoco en mis recuerdos,
Yo no nací en Cantarería,
Ni en la calle Carpinteros…
¡Si supiera cantar fandangos,
Pa ti sería el primero!
Y por ti, hasta me partiría,
La camisita que tengo,
Y me vestiría de lunares,
Y me pondría un pañuelo…
Pero como no soy así,
Como no tengo ná de eso,
Como no puedo ser gitano,
Ni tan siquiera lo pretendo,
Me conformo con escribirte,
Estas letrillas en un verso,
Pa dejar aquí constancia,
De tu donaire y portento,
Y cuando salgas a Santiago,
Cuando Dios torne aire y fuego,
Ten presente a los de fuera,
Los que en Santiago no nacieron,
Que eres de Dios, su hijo,
De su hijo, el ‘Parenuestro’…
De tu barrio, el emperador,
De los gitanos, el más flamenco,
De la guitarra, el compás,
De Santiago, el epicentro,
De este Jerez, su bandera,
Y de la mañana, primer viento,
¡Suspiro anquilosado de siglos!
¡Persona encarnada del verbo!
Qué fácil es escribirte,
Que difícil tu pensamiento,
Que “amaniatao” te llevan,
Por el camino del lecho,
Acuérdate siempre de mi,
Hasta la próxima, Prendimiento…


Pa mis compares Alejandro, Juan y José

sábado, 9 de enero de 2016

Nuevos tiempos

Al compás de nuevos tiempos
Que surcan mares de tu cintura,
Por haberte pensado tanto,
En mis noches mas oscuras,
Vuelvo tan solo a escribirte,
Dama de eterna dulzura,
Para decirte un "te quiero",
Por seguir calmando mis dudas,
Gracias por haber vuelto,
Por esta nueva singladura,
De este verso sin métrica
Que ante tu perfil, se desnuda,
En esta noche sin tiempo,
Que me desata la locura...

;)

sábado, 29 de agosto de 2015

Nuevos rumbos

Si fueras de otros compases,
Otras brisas surcarían vientos,
Vuelves a pagarme otra moneda,
Otros suspiros, nuevos tiempos...
Sin desgarrarme, aún, el alma,
Por no verte en mis recuerdos,
Retomando el rumbo que perdí,
Aquí me tienes, de nuevo...

Sin tan siquiera pensarte,
En este sentir tan siniestro,
Que desespera los pulsos,
Capaz de ahogar lamentos,
Que va retornando sonrisas,
Retomando aquel pensamiento...

Si tan solo fuera quererte
Surcar distintos senderos...
Por solo cambiar la suerte,
De un pasado blanco y negro,
¡Si fuera tu alma renacida,
En el infinito del universo!
Y, justo allí, donde suspiran,
Inocentes corazones nuevos,
Pudieramos sellar el destino,
Y marchar juntos a lo eterno...

Pero todo marcha día a día,
Sin respuestas ni silencios,
Sin madrugadas, sin noches,
Sin estrellas, sin firmamentos,
Todo queda al azar de la suerte,
Que dicta su capricho incierto...

Tan solo me queda buscarte,
En los perfiles de tu cuerpo,
Por si apareces en mis noches,
En el susurro del viento,
Y poder, al fin, quererte,
Y no creer que te quiero...


Lolo Blanco Cárdenas

domingo, 28 de junio de 2015

Final del Pregón del I Centenario Asociación de María Auxiliadora "Pedro Alonso - Montealto"

Y fui feliz de verdad,
Escribiendo este poema...
Ha pasado todo un año,
Tras una primera letra
La que iniciaba un sueño,
Esperando la primavera…

Te escribí desde adentro
Sin más razón que me hiriera,
Te escribí con el alma
Y con mi humana miseria
Fui a arrancarte sonrisas,
Y me vuelvo con la pena
De que todo haya acabado…
Terminó para este poeta,
Doce siglos de gestación
Esperando la primavera…

Y por eso, hoy aquí
Este ansiado junta letras,
Te entrega este pregón
Que tiene forma de ofrenda
Para terminar en tus plantas,
Sueño de nuestras quimeras…
Para decirte “Te quiero”
Al llegar la primavera…
  
Porque tú eres aquí,
La que manda y gobierna,
La que allí, en mi barrio,
Florece cual azucena
Porque eres tú, María…
La mujer más perfecta:
“Sancta Dei Genitrix
Ave María, Gratia Plena”
Así te lo dijo Gabriel
Aquella tarde primera,
Cuando allí, en Nazaret,
Florecía la primavera…

Las musas que te reclamé
Te las devuelvo en herencia,
Te devuelvo tantas cosas…
Mi súplica y mi protesta,
Tantas noches esperando
A que el día amaneciera,
-Madrugadas interminables-
Que justo hoy, se cierran,
Cuando el calendario indica
Que ha vuelto la primavera…

Y todo lo que te debo,
Apúntalo en mi cuenta,
Que volveré, lo prometo,
A cumplir con mi deuda...
Porque todo es por ti,
Por ti la bota y la bodega,
Por ti el alma, el corazón,
El otoño y la primavera

Eres casita de la Virgen
Y calendario en fiesta,
Suspiros de Montealto,
Eres mi barrio en esencia,
Eres la de nosotros,
La Virgen de Sor Petra.
Eres aire de poniente
Y eres brisa marinera...
Quien convoca los tiempos
Y decreta a las mareas:
“Hoy va a tocar pleamar
Y mañana, brisa fresca”

Quien habla al equinoccio,
-Al que llaman primavera-
Y le susurras al oído:
“Te toca a ti, empieza,
Que va llegando Mayo,
Tras un año de espera,
Que hoy es 20 de Marzo,
Y dicta la naturaleza,
Que ya está Montealto
Con el alma en alerta
Porque sabes que cada año
Las horas allí son eternas
Porque están deseando
De que llegues, primavera”

Nos quedará tu nombre
Al final de las estrellas,
Y sin más, este pregón,
-Que ya poquito le queda-
Morirá sin más remedio
Al comienzo de la Feria
Dejando atrás recuerdos
Y mil noches en vela,
Que pasé velando armas
Esperando la primavera...

Te entrego mis pecados
Mis defectos y promesas,
Te devuelvo lo que es tuyo
Celestial y gentil doncella
Por un centenario soñado,
Al cumplir cien primaveras...

Santa Madre de Dios,
Amparo de nuestra Iglesia,
Ya por fin se terminó,
Tanto tiempo de espera
Tanto repasar el pregón,
-Repasado más de la cuenta-
Tanto ensayo con amigos,
Tanto escribir en Cuaresma,
Tantos buenos momentos,
Y los que aún nos quedan
Aquí se muere, sin más…
Mi Virgencita perpetua
decir como lo siento
Y que se entere España entera
¡¡¡Que todo, ante tu nombre
Se vuelve primavera!!!



Manuel Ignacio Blanco Cárdenas
11/05/2014

martes, 10 de marzo de 2015

Por fidelidad a ti

Porque algún día, mientras tú me enseñabas, yo me dedicaba simplemente a observarte en silencio. Porque compartimos tantas historias en su momento que se me hace difícil negarte en la eternidad. Porque sabes que siempre que me llames, estaré dispuesto a ofrecerte lo que humildemente pueda. Porque fuiste parte importante en mi vida y hoy día te sigo buscando en los rincones de luces apagadas… Porque aún tenemos que saldar algunas cuentas pendientes... Aquí estoy, a tus pies siempre, compañera mía, tu me entiendes…

"Ella con solo mirarme, hace que me desarme y caiga a sus pies rendío.."